En China existen varias aplicaciones en las que los mensajes y pagos están totalmente integrados.

Wechat y AliPay, fundada por Tencent y el grupo Alibaba han transformado los pagos móviles y experimentado un enorme crecimiento. WeChat Pay de Tencent tiene 900 millones de usuarios activos mensuales, mientras que Alipay, de Antibil, afiliado de Alibaba, tiene más de 500 millones de usuarios activos mensuales. Alipay es aceptado en 26 países de Europa, América del Norte, Asia oriental y el sudeste asiático. WeChat Pay puede gestionar pagos en 12 monedas en 15 países y regiones.

Pagar con un móvil es tan común que incluso los músicos callejeros en la calle tienen su propio código QR.

Vea abajo

A día de hoy, estas dos aplicaciones dominan el mercado global de pagos móviles:

Whatsapp, con sus 1.3 mil millones de usuarios a nivel mundial (la aplicación de mensajería más popular del mundo) ha lanzado recientemente (mayo 2018) sus servicios de pago en la India.

Comprado por Facebook en 2014 por $21.8bn Whatsapp tiene 210 millones de usuarios mensuales en India, más que cualquier otro país o App del mundo. Esto, combinado con el mayor esfuerzo de la India por lograr una revolución digital, ha llevado al éxito a Whatsapp Pay.

El ‘Unified Payments Service’ (UPI), el buque insignia del gobierno de India permite transferir dinero entre diferentes servicios de dinero móvil y cuentas bancarias. Whatsapp Pay, a través del UPI ha estado procesando más de un millón de pagos al mes. Pero se espera que ese número aumente; según una investigación de Credit Suisse el mercado de pagos digitales, liderado por el móvil, crecerá a $1bn en 2023.

Esto no solo ofrece una oportunidad para que Whatsapp ingrese al mercado de pagos, sino para que también se convierta en el custodio de datos altamente valiosos.

Si todo sigue yendo bien, Whatsapp podría buscar mudarse a América Latina, donde su segundo mercado más grande, Brasil, representa una oportunidad excelente.