Una década después de su introducción la tecnología blockchain está revolucionando no solo los servicios financieros sino también todo tipo de transacciones multisectoriales. Su innovación y versatilidad suscitarán, sin duda, una nueva tendencia de alcance global.

¿Qué es el blockchain?

La cadena de bloques mejor conocida por su traducción al inglés blockchain nace junto a la moneda digital Bitcoin, dado que es la tecnología que la hace posible. Su sistema de codificación de la información permite descentralizar los datos y aumentar la privacidad entre usuarios de manera completamente segura.

¿Cómo funciona?

Blockchain es un sistema de transferencia digital basado en la distribución de la información en diferentes nodos (usuarios) independientes que registran y validan dicha información de manera anónima, eliminando intermediarios e impidiendo que la información sea borrada. Puesto que todos los nodos contienen la misma información y se encuentran vinculados matemáticamente uno al otro, la cadena se vuelve inalterable e inmodificable.

Al descentralizar la información la cadena de bloques genera múltiples beneficios: eliminación de intermediarios, automatización, privacidad de identidad, seguridad, reducción de costos, entre otros.

¿Qué tipos de Blockchain existen?

 Existen dos tipos de blockchain:

  • Públicas: como su nombre lo indica esta red es abierta al público, no requiere permiso alguno para participar o realizar consultas sobre la mismas.
  • Privadas: un grupo de líderes u organizaciones son quienes operan y controlan todos los procesos de la blockchain, para unirse a la red se debe de contar con aprobación previa.

¿Cuáles son sus usos?

Aunque, el blockchain ha sido asociado directamente con las denominadas criptomonedas, su aplicación puede optimizar procesos de gestión y producción en diversos sectores: salud y sanidad, educación, identidad digital, propiedad intelectual y servicios públicos/gubernamentales, entre muchos otros.

Los nuevos usos de la tecnología blockchain surgieron en 2015 con el lanzamiento de la plataforma Ethereum, la cual enfoca su cadena de valores en contratos inteligentes/smart contracts que permiten definir todo tipo de transacciones. Ya que, el uso de la plataforma es público, permite que desarrolladores en cualquier parte del mundo puedan crear e implementar aplicaciones descentralizadas.

Así es como la innovación de los usos de la tecnología blockchain, ha captado la atención de diversos sectores. Algunos ejemplos de aplicación son:

  • Blockchain para rastrear medicamentos

La startup inglesa MediConnect ha desarrollado una aplicación blockchain destinada a la gestión y el seguimiento de medicamentos desde su fabricación hasta la recepción del paciente, la prueba piloto empezará el próximo año y su objetivo es aumentar el control sobre la prescripción de medicamentos y evitar el uso indebido de los mismos.

  • Certificados de nacimiento registrados únicamente en blockchain

Brasil es el primer país del mundo en emitir certificados de nacimiento a través la tecnología blockchain. El registro de nacimiento se realizó en la plataforma Notary Ledgers de Growth Tech, la cual tiene como objeto agilizar el proceso de registros notariales.

  • Desarrollo de blockchain para el sector agrícola

Bayer Crop Science y Ant Financial han decidido asociarse para desarrollar una cadena de bloques que permitirá realizar seguimiento a productos agrícolas. Esto con el fin de asegurar la producción de alimentos de alta calidad, ayudar a la digitalización el sector y así aumentar la eficacia y rentabilidad para los agricultores.

  • Smartphone basado en la tecnología blockchain

Sansung lanzará una nueva versión del Galaxy Note 10 basado en la tecnología blockchain, inicialmente estará a la venta solo en Corea del Sur. El dispositivo incorporará una cartera de criptomonedas integrada y traerá instaladas algunas aplicaciones blockchain.

Estos pocos ejemplos de aplicación de blockchain en diferentes ámbitos, demuestran la evidente versatilidad de la tecnología y su capacidad de transformación, en prácticamente cualquier área.

Es cierto que aún falta mayor profundización sobre la aplicación e impacto de la tecnología, sin embargo, es indiscutible que su uso revolucionará y transformará el mundo digital.